lunes, 1 de febrero de 2010

Lo último

Este es el último conflicto que he tenido con mis pinturas. Me odian, nunca van dónde mi mano les dice...

Lo habría subido antes, pero era un regalo que tenía pendiente y se habría chafado el factor sorpresa. Y nadie sabe lo que me cuesta a mi esconder una sorpresa y/o regalo, oOoooOOoOOoh!


Parece que no, pero el bolso es gigante. Yo cabía dentro asomando sólo la naricilla y las manitas por fuera, como una bolsa marsupial.

2 comentarios:

Belinda L. Black dijo...

Moooooola!!! Me encanta, Bicho!!! Qué artista...

Bicho dijo...

Guau, gracias Bel. A mi siempre me da la impresión de que al final el resultado no se parece en nada a lo que yo tenía en la cabeza, pero bueno...

Practicando, practicando...

Un besote!