martes, 2 de febrero de 2010

Bostezo

La falta de sueño produce problemas de concentración, irritabilidad, lentitud motora, etc.

En mi caso, los síntomas se reducen a oír una simpática vocecilla en mi cabeza que canturrea una increíble lista de perversidades. Y todas suenan bien... muy bien.

1 comentario:

Belinda L. Black dijo...

Qué curioso.... a veces me pasa lo mismo, sobre todo delante de determinadas personas...