viernes, 9 de abril de 2010

Muerte a Cenicienta


Ahora la han tomado con la Cenicienta, Blancanieves y todas esas cursis del bote. A mi francamente, las princesitas ni fú, ni fá; pero me toca la moral, que en este país de lumbreras, se considere normal educar en la censura, en lugar de en la libertad. Pero claro, así es más cómodo; porque si enseñas a los ciudadanos a pensar por si mismos, a tener criterio y poder de decisión, lo más probable es que se vuelvan exigentes y cuestionen la actuación de sus mandatarios.

El pueblo es mejor inculto y manso, pensarán.

Un empujoncito más. Si aprietan las dos o tres tuercas que les faltan ya lo han conseguido: van a tener su país de imbéciles.

Cuarenta y cinco millones de gilipollas, que no sepan leer, que carezcan de criterio, que no tengan iniciativa. Un puñado de miserables que no se revuelvan contra el poder corrupto, aunque se estén muriendo de hambre.

Pues eso, un montón de tontos, creados a imagen y semejanza de sus políticos.


*/ Por cierto, para educar en igualdad, lo mejor es dar ejemplo. Quizás hubiese sido una buena idea nombrar como ministra a una mujer competente, que demuestre día a día, que podemos hacernos cargo de puestos de responsabilidad. Creo que eso habría hecho más por el progreso que tanta censura y mojigatería.

6 comentarios:

Guarismo dijo...

Bueno, lo que dises es cierto. Es mejor, para estos politicachos, educarnos en la ignorancia y en la NO libertad... no sea que no les votemos. Y por eso el más revanchista, incompetente y de izquierda extrema de los presidentes posibles nombra a los ministros/as más inútiles posibles, menos demócratas, y más soberbios. Así va España. Es una auténtica pena. Lo admirable, por no decir otra cosa, es que, de los 4,5 millones de parados, muchos le seguirán votando. Será por el subsidio o el PER. ¡Qué lástima!

Evita dijo...

Yo me he criado en esos cuentos, y tengo criterio propio, siempre he pensado que soy libre, y gracias a mi forma de pensar me siento orgullosa de mi misma, quizás por eso intentan evitar que mas gente piense por si sola, al final habrá una asignatura que digan ser un idioma extraño y se llame "lava dodemen tes" ...

Luo dijo...

jijijii con política hemos topao... con cultura hemos topao...

Sip, cuanto ma listos semos, má queremo ser...

Total, arriba sólo estarán los de arriba (económicamente). Lo mejor es hacerse autodidacta, de tanto leer, flipas con las mentiras que enseñan en el cole, con las cosas que se callan y con las que cuentan a medias, no vaya a ser que aprendas la lección.

Ánimo, la masa siempre es tonta, el individuo es el listo, porque no todos quieren saber que pasa.

Mucha polémica, esto es cuestión de un té, café o un mate con buena maría... que te parece?

Abracitos!!!

Belinda dijo...

Aaaaaamén, Bicho. Nos rodea la idiotez. Y el buen rollismo. Y el aquí no pasa nada, pero hay que cambiarlo todo.

Somos imbéciles. O son.

Un besazo guapa

Bicho dijo...

Lo peor de todo es que no hay mucha calidad donde elegir Guarismo. Al final el voto consistirá en buscar "al menos malo, de entre los malos"; eso sí que es triste. Y un pronóstico nada esperanzador.

Jejeje, a saber Evita, lo mismo acabamos aprendiendo Na'vi, como en Avatar XD

Me parece... que me iba a salir muy caro el café Luo, jejeje!

Bicho dijo...

Bueno Bel, es que el Ministerio de Igualdad parece una institución creada exclusivamente para lanzar cortinas de humo que tapen las grandes cagadas políticas de los últimos tiempo. Y tienes toda la razón, "son" imbéciles... pero claro, así nos va a todos.