domingo, 25 de abril de 2010

Aclaraciones (II)


Esto es sólo un cuento. Con su princesa apostada en el torreón y sus dragones malvados en la puerta; con bruja, príncipe y todas esas calamidades.

A veces la ficción se parece demasiado a nuestras vidas. A veces la vida pasa por encima dándole una soberana patada en el culo a tu imaginación.

Pero tampoco es importante, porque esto es sólo un cuento y todo o nada en absoluto de lo que diga será real.


*/IMAGEN: Todos sabéis ya que pertenece a John William Waterhouse.

® Bicho

2 comentarios:

Belinda dijo...

Los cuentos de antes molaban más que las versiones que vivimos ahora. Serán cuentos, pero ya no hay dragones ni caballeros de bruñidas armaduras ni brujas ni magos. Quién pudiera.

Viva la princesa prometida, hele.

Por supuesto, Waterhouse. Maravilloso.

Un beso, Bicho

Bicho dijo...

Jejejeje! Yo no sé qué tipo de cuentos lees tú Bel, pero yo me tropiezo con brujas casi cada día. Te lo digo en serio^^

Un besoOoo!