sábado, 14 de noviembre de 2009

Tropiezos


Entro en unos servicios. Me miro fijamente al espejo. Tropiezo tan fuerte con mis ojos que me pongo a llorar...

(Antonio Gala)

A veces, nada es tan doloroso como enfrentarse a uno mismo. Es algo que aterra a muchos; por eso prefieren vivir fingiendo.

IMAGEN: Victoria Francés

1 comentario:

Belinda dijo...

Amén.

Un beso, Bicho.