martes, 2 de junio de 2009

Apaga y vámonos

Así que son las ocho y diez de la mañana. He dormido poco (por los exámenes) y mal (por el calor). Cojo una taza gigante de café y me arrastro hasta el sofá.

¡¡Y SALE ESTO!!



No hay dibujos bobos, no están las p***s tertulias mañaneras ¡NooOooooO! ¡Lo que hay es una campaña publicitaria-educativa!

¡Venga ya! ¿¡Una televisión española promocionando la educación y la cultura!? ¿Qué será lo próximo, regalarán libros? ¿Será gratuita la formación en España? ¿Se acabará la morralla televisiva? ¿Hablará la siguiente generación de cine y literatura? ¿Prohibirán a los niños jugar? ¿De qué va todo esto? ¿Dónde está Iker Jiménez cuando se le necesita?

¿¿¿Es que todo el mundo conspira contra mi???

Ea, pues nada. Apaga y vámonos (a estudiar). Lo peor es que sobre mi conciencia ha surtido efecto y después de beberme el café a toda pastilla, he vuelto a mi mesa de trabajo con todo el peso de la responsabilidad sobre mi cabeza.

(Pero antes tenía que extender mi queja pública).

3 comentarios:

Belinda L. Black dijo...

Joé... qué deprimente... tiene toda la pinta de una confabulación cósmica o algo así... Mi solidaridad, Bicho...

ravel dijo...

que mamones... ya ni siquiera podemos contar la tele para olvidarnos del estudio por unos momentos... pero de verdad hace falta que A3 haga un anuncio para que nos entre ganas de apagarla?

Bicho dijo...

Gracias Belinda, ¿qué haría yo sin tu apoyo incondicional en estos momentos de crisis? AainnsssS!


Ravel, es cierto, la tele da asco; pero con sueño, 35º y sin aire acondicionado, cualquier cosa resulta más tentadora que estar frente a una pila de libros. Doy fe.


Besillos a los dos!