lunes, 9 de febrero de 2009

Resumen

Sobre las Clases (Ley de Murphy)

LEYES PARA LA PROGRAMACIÓN DE CLASES.

1. Si la asignatura que más le apetecía hacer tenía un número límite de n estudiantes, usted será el n+1 que solicitó matricularse.
2. Los horarios se elaboraran con el único y exclusivo objeto de que los estudiantes pierdan el máximo tiempo posible entre las clases.

Corolario.
Si, por casualidad, consigue tener dos clases seguidas, se impartirán en los dos edificios más distantes entre sí de todo el recinto universitario.


3. Si para hacer una asignatura que le apetece mucho, necesita estudiar otra previamente, esta última sólo se ofrecerá durante el cuatrimestre siguiente a la deseada.


LEYES DE LOS EXÁMENES FINALES.

1. Las pilas de la calculadora de bolsillo, que han durado todo el curso, se agotarán durante el examen final de matemáticas.

Corolario.
Si lleva pilas de recambio, serán defectuosas.


2. En su examen final más difícil, la compañera de clase más maciza y atractiva se sentará a su lado por primera vez en todo el curso.


LEYES DEL TERROR APLICADO.

1. Cuando repase sus apuntes antes de un examen, se dará cuenta de que lo más importante es ilegible.
2. Cuanto más haya estudiado para un examen, menos seguro estará de cuál es la respuesta que le piden.
3. El 80 por 100 del examen final está extraído de la clase a la que faltó y del libro que no ha leído.
4. La noche antes del parcial de Historia, el profesor de Biología le mandará que se lea doscientas páginas sobre insectos.

Corolario.
Todos los profesores dan por sentado que lo único que usted tiene que hacer es estudiar su asignatura.


5. Si tiene que hacer un examen en el que se pueden usar libros, se le olvidará llevarlos.

Corolario.
Si tiene que redactar un trabajo en casa, se le olvidará donde vive.


6. A final de curso se acordará de que se había matriculado en una asignatura... y nunca ha ido a clase.


LEY DE MURPHY DEL TRABAJO DE FIN DE CURSO.

El libro o la revista fundamental para terminar su trabajo de fin de curso será el único que no esté en la biblioteca.

Corolario.
Si no falta, le habrán arrancado las páginas más importantes.




Y básicamente así se resume mi primer cuatrimestre.

3 comentarios:

Lyra Lenguadeplata dijo...

De las que expones, me afectan las leyes del terror aplicado. Sin embargo, añado: Los apuntes no sólo serán ilegibles, sino que estarán escritos en algún dialecto desconocido para la humanidad.

Lo de no leerme el libro, lo he hecho este año, y he salido bastante ilesa... ;)

Pero sí, no te voy a quitar la razón en ningún punto. No soy la más indicada: el septiembre pasado, salí huyendo (literalmente) de un examen, para el que tenía sólo 5 folios de apuntes, escritos en cantonés, y una nula asistencia a clase... Jejeje.

Guarismo dijo...

Genial. Además, son leyes inmutables. En mis tiempos (tiempo ha) también se cumplían; lo que lamento es no haber tenido tu capacidad de síntesis, ni de redacción, para haberlas definido con tanta precisión.

Un abrazo y que no se cumplan en el segundo cuatrimestre... siempre hay quien se salta las leyes, ya sabes.

Mguel

Bicho dijo...

Jejeje, yo nunca he salido huyendo de un examen, pero sí que me he preguntado en alguna ocasión: Uy, este tema era de esta asignatura?

Ay, Guarismo, el mérito no es mío, sino de Arthur Bloch y sus Leyes de Murphy. Pero sí, yo espero ser la excepción del segundo cuatrimestre ^^