domingo, 7 de noviembre de 2010

La frase de la semana

Soy ateo, gracias a Dios




*/ Y lo que no consiga Dios en este aspecto, seguro que el discurso retrógrado e intolerante del Papa puede provocarlo en un instante. Mi sentido común se tira de los pelos cada vez que me topo con algún fanático.

1 comentario:

Belinda L. Black dijo...

Si es que dan miedo....brrr...