viernes, 14 de mayo de 2010

Descubrimiento


Esta mañana he descubierto que el efecto estimulante de la cafeína es más intenso cuando me tiro el café hirviendo encima, en lugar de bebérmelo.

*/ Mano de santo, ni un bostezo de más... a pesar de mi enorme montaña de papeles.

3 comentarios:

Guarismo dijo...

¡Uf! ¡Cómo quema...!

Niña, unos días sin pasarme por aquí y encuentro muchas entradas que leer, todas buenas. Enhorabuena, no es fácil ser tan prolífico...

Un abrazo,

Miguel

Belinda L. Black dijo...

Auuuuuuuh.... qué dolo.... te hiciste mucha pupa???? Cura sana cura sana...

Y desde luego que estimular, tiene que hacerlo un rato....uuuf...

Bicho dijo...

Gracias Miguel, aunque sospecho que eres demasiado condescendiente conmigo. Un besillo, me encanta que te pases por aquí^^

Sobreviviré Bel, ya sabes que bicho malo nnunca mueres! XD