miércoles, 29 de septiembre de 2010

Huelga*

* (O aquí mando yo, compañero!)


Artículo 28.
1. Todos tienen derecho a sindicarse libremente. La Ley podrá limitar o exceptuar el ejercicio de este derecho a las Fuerzas o Institutos armados o a los demás Cuerpos sometidos a disciplina militar y regulará las peculiaridades de su ejercicio para los funcionarios públicos. La libertad sindical comprende el derecho a fundar sindicatos y a afiliarse al de su elección, así como el derecho de los sindicatos a formar confederaciones y a fundar organizaciones sindicales internacionales o afiliarse a las mismas. Nadie podrá ser obligado a afiliarse a un sindicato.
2. Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La Ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad.

Artículo 35.
1. Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.
2. La Ley regulará un Estatuto de los Trabajadores.

Un hombre sabio dijo: "Mi libertad se termina donde empieza la de los demás". Luego reflexionó un poco y añadió: "Excepto para los sindicatos, que están legalmente autorizados a ciscarse en la libertad del resto del mundo". Y Dios vio que era bueno y fundó CC.OO y se hizo la luz y un montón de iluminados se hicieron liberados sindicales.

Y luego dijo Dios: "Santificarás las fiestas" y convocaron una Huelga General. Y la liaron parda. Se gastaron un pastizal en panfletos, pancartas, banderolas y publicidad, se pusieron sus chapitas y sus chalecos de gala y salieron a la calle a comportarse como una manada de hooligans etílicos.

Y para protestar por una reforma laboral que ya había sido aprobada meses atrás, hicieron pintadas en edificios públicos, apedrearon los bares de Granada, bloquearon el acceso a los mercados, cortaron carreteras, cancelaron la producción de un montón de fábricas, pusieron a raya a todos los malhechores (perdón, empresarios) que estaban explotando, coaccionando, presionando (y un montón de gerundios más) a las pobres víctimas (perdón, trabajadores).

Y Dios se sentó a ver la tele y vio que era bueno y los sindicalistas permitieron los informativos (porque eso son servicios mínimos y lo demás son tonterías), en los que se hablaba mucho de ellos. Y los piquetes informativos informaron de que había huelga, (compañero) y no se podía ir a trabajar y no dijeron nada más que eso (compañero), aunque los impuros y los débiles de espíritu fueron insultados y las matrículas de sus coches fueron apuntadas en la lista negra de los esquiroles.

Y Dios vio que la libertad molaba y que la impunidad molaba todavía más. Y el gobierno siguió siendo incompetente y los parados siguieron sin curro (y sin un puto duro) y los pensionistas siguieron percibiendo una mierda de pensión (aunque el IVA subiera dos puntos y la luz un 4%) y los sindicalistas siguieron cobrando el sueldo correspondiente al día de huelga y el resto de los trabajadores no, ¡¡pero joder, qué día tan agradable nos hemos echado ¿verdad, compañeros? Dentro de un par de años, repetimos!!


*/ Ains, y es que yo creía que la huelga era algo serio. Un derecho que se podía ejercer (o no) de manera libre, sin coacciones de ningún tipo. Pero a la vista de los hechos, debo estar confundida. Así, no.


4 comentarios:

Evita dijo...

Yo me considero valiente, y comento, (lo hago hoy, porque ayer ejercí mi derecho a la huelga, y no consumí, no compré, no trabajé, para que otras personas no tuvieran que trabajar por mi, sin que fueran servicios minimos).

Grupos sindicales en todos lados, yo ayer pague en mi empresa un dia libre, me descontaran con creces el poder elegir, pero... pienso que tal y como van las cosas, si no hacemos nada, nos moveran como titeres, asi que si creo en algo lo llevaré a cabo hasta que pierda la voz.

Para dar miedo en mi plataforma dijeron que el dia 30 cumplia el contrato de 35 personas... alegando que no les informarian si les renovaban hasta el dia antes, por lo tanto (tu eres libre de hacer huelga, pero si vas no sigues con nosotros) yo el dia 28 hice un año en mi empresa, puedo darme con un canto en los dientes, pero veo como cada dia contratan a masificaciones de plantilla para desacerse de ellos a los dos meses con los contratos temporales.

Ojalá tenga la suerte de tener un "patrón" estable de empresa, ojalá me sintiera tan comoda trabajando que no me "amenazaran" constantemente y literalmente con romper mi contrato de obras y servicios, ojalá a mi padre no le costara tanto llevar su casa adelante en paro, y no se lo cortaran porque una ETT le ha contratado para trabajar 8 horas, y hasta el dia 10 no puede volver a hechar los papeles alargando un final de mes durante mes y medio.

Guarismo dijo...

Muy bueno tu artículo sobre la huelga. Con mucha verdad.

Un abrazo, niña.

Miguel

Kosicas dijo...

titiaaaaaaaaaaa
genial, me das permisico para publicar tu entrada en mi muro del face?????????
pleaseeeeeeeee dime que siiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!
Lo dicho, la libertad sólo sirve al parecer para que te la pisen, sobretodo aquellos que te hacen perder en un triki los derechos adquiridos y los convenios consolidados. Asco y pus para los pseudosindicatos actuales, que aprendan de sus abuelos, leche!!!!!!

Bicho dijo...

Gracias a los tres ^^

Ay, Miguel, cuánto tiempo!!! Tengo que hacer una visita urgente por tu blog. Me alegra que sigas dejando tu huella por aquí de vez en cuando.

(Kosicas, ¿¿hacía falta que te diera permiso de manera explícita??) XD Ya sabes que puedes coger de aquí todo lo que te sea útil.

BesoteSsSS